Carlos Ortiz Rea

Carlos Ortiz Rea, ha incursionado en la poesía desde muy temprana edad participando en concursos de poesía en la escuela secundaria en Cuenca, Ecuador.

 

Su inclinación literaria está marcada por la era post romántica-modernista, y entre sus escritores favoritos están, Pablo Neruda, Rubén Darío, Humberto Fierro y Jorge Luis Borges.   

 

Ha publicado dos poemarios bilingües: Memorias Universales, 2009, y Serenatas de Silencio, 2014, y es donde expone de  forma romántica el laberinto de la encrucijada humana, la misma que está latente y enmascarada en sentimientos como el amor, la nostalgia, y demás emociones propias del Homo Sapiens.

 

Sus escritos han sido publicados en varias antologías españolas, y en revistas digitales.


Combina sus actividades profesionales como psicoterapeuta, consultor educativo, y jurisconsulto. Reside alternativamente entre Ecuador y los Estados Unidos.


 

 

Poesias

 

Melodías en Silencio Lejano



 

La tarde cae como un telón de una escena casi erótica, por

recuerdos muy vívidos

Reviso mis apuntes de otrora, y sólo encuentro más

recuerdos que me ponen triste

Ahogo un suspiro, mis lágrimas casi manifiestas encuentran

una catártica manifestación

Tus recuerdos y tu imagen me recuerdan que a lo lejos,

escucho tus sollozos tristes.

 

No quiero pensar que es por mi culpa, tu tristeza y tu pesar

me inundan más que a ti misma

Si sólo pudiera en esa tristeza yo consolarte, como a una

niña que llora por su muñeca

Acariciar tu cabello frondoso y lleno de vida, sentir tu piel y

juntarnos como dos niños

Donde ni el placer de la carne, ni el instinto primario sean los

que primen, sino la paz.

 

Quisiera poder estar contigo solamente para sentir, que

puedo crear alegría en tu vida

Poder volar al infinito contigo, olvidarnos del mundo y sus

problemas, y solamente sentir

Sentir que tu cuerpo vibra, que tus ojos brillan, pero no

precisamente de tristeza

Olvidarnos del mundo, de las duras flaquezas de nuestros

defectos, y de nuestros pesares.

 

Quiero que sepas que aunque a veces no manifiesto, siento

más de lo que expreso. Te deseo

Pero eres casi como una flor que si recojo del jardín, quizás

pronto se pondrá marchita

Por eso quisiera ser aquel jardinero que admire su belleza de

cerca y de lejos, con amor

Ser aquel cuidador, y que si tus ojos brillan que sea de

alegría y que tus gemidos al viento, sean de placer puro.

 

Hay muchas cosas que quisiera decirte en esta tarde oscura,

oscura por tu ausencia

Y triste por tu tácita presencia, pues estás en mi mente y a

veces sin verte me pongo triste

Quiero también decirte que a veces puedo sonar muy osco,

entiende que quizás quiera

Manifestarte lo mucho que me importas y lo difícil que a

veces puede ser expresarlo.

 

En ese afán mi intención se pierde, en tormentas de palabras

mal dichas, ideas sin figura

También quiero que sepas que cuando tú te pones triste,

puedo casi sentir tus lágrimas

Y eso me pone como un sabueso en plena confusión, porque

no sé como mitigar tu llanto

Ni sé cómo hacerte sentir contenta, pero creo que si lo

intento lo lograré, si me permites.

 

Si me permites y toleras mi casi inepta inclinación por

quererte y que absurdamente logro

Alcanzar exactamente lo contrario, lo cual suena a una

contradicción plenamente incauta

Incauta como a veces se manifiestan las emociones sin

rienda ni control, insensato, pueril

No es fácil demostrar lo que se siente, sin causar

sensaciones de ambivalente consonancia.

 

Como tampoco es fácil amar sin sentir emociones

encontradas, y beber lágrimas no manifiestas

Por eso mi cuarteto presenta sentencias casi absurdas, y por

eso las palabras sólo son ideas mentadas

Es otra forma de mentar lo que quizás no podemos, y casi

siempre un gesto dice más que cientos de sentencias

Un gesto aunque de ilusión, sin palabras donde pueda

sentirte cerca y acariciando tu aura contarte.

 

Contarte mis penas y mis alegrías, mis cánticos y mis

sinsabores, mi historia algo alegre

Mis pesares, mi tristeza, con detalles de historiador que

manifiesta su soledad milenaria

Y poder oír de tus penas, tus miedos y tus dudas y dejarnos

llevar hasta donde la plena ilusión

Nos lleve, hasta donde el instinto primario nos transporte,

sin mirar al futuro sino sólo al

Presente que es lo que nos pone en contacto con la realidad

muchas veces impía, y pesada.

 

 

Más allá de mi entonada Lujuria


Te quiero como a mi sombra, como a mi sombra te quiero
Me muero por conocerte más allá de mi lujuria
Me inquieta tu gran donaire que me motiva con ansias
De continuar la jornada con trajinar de un arriero.
Te siento como mi guía, en senderos de pasiones
Y quiero morir soñando, con tu manjar de misterio
Me duele que no me entiendas, cuando te expreso mis penas
Quiero sentir que te quiero, para sentir que estoy vivo.
Te busco como a mi sombra, como a mi sombra de busco
Para poder entenderme, y así sentirme completo
Te veo en el horizonte, de mis proyectos de niño
Y quiero morir soñando, en tu manjar de pasiones.
Yo quiero ser tu amigo, tu compañero tu amante, tu confidente accionario y tu cariño deseado
Ser tu metal preferido, ser tu prenda ser tu dije, ser tu ilusión, tu quimera
Ser en tu vida tu encanto, ser tu emoción, tu delirio
Quiero ser yo tu historieta, tu oración, y tu denario.
Te busco en mis letanías de ambigüedad y misterio
Te quiero como a vida, como vida te quiero
Prefiero morir soñando, que agonizar sin tenerte
Aunque por querer tenerte desfallezca  en el intento.

 

Beyond My Melodic Lust


I love you as my own shadow, as my shadow I love you
I am dying to know you beyond my lust
Your grand airs perturb me and motivate me with the desire
To continue the journey with the bustling of working beasts
I feel you as my guide, on the ways of passion
And want to die dreaming, of your delight of mystery
It hurts me that you don’t understand me when I tell you of my sorrow
I want to feel that I love so I may feel alive
I search for you as I do my shadow, as my shadow I look for you
To be able to understand myself and to, to feel complete that way
I see you on the horizon of my childish projects
And want to die dreaming of you in your enchantment of passions.
I want to be your friend, your partner, your lover, your driven confidant, and your desired love
To be your favorite metal, be your jewel, your amulet, your fantasy, your chimera
To be the charm in your life, your emotion, your delirium
I want to be your anecdote, your prayer, and your denary.
I search for you in my litanies of ambiguity and mystery.
I love you as I love life, as much as I love life, I love you.
I prefer to die dreaming, than to agonize without you,
Even if I have to die, in my attempt to have you.

 



Nueve Tercetos de Ilusiones

 

Allá a lo lejos en el tiempo... recuerdo el sabor de tu boca

Tu cuerpo y tu silueta reflejada en tu ropa

Tu pelo, su color. Un poco marchitado, tiene un color

estético,

Tu porte natural y artificial en parte, denota ambigüedad,

Con tu carácter hosco y un fosfórico temple, matas mis

emociones

Tu historia. Nuestra historia aún no contada, Quizás nunca se

cuente

Tu estilo. Tu emoción cuando dices… que yo no soy tu tipo

Dicho de tal manera que al mismo tiempo exclamas que me

quieres a medias.

Y tu amor lo percibo en tragos agridulces y con sabor a

desamor

Tu desván es tu arma. Te escondes tras de aquello. Te

defiendes y callas,

Nunca quizás yo sepa, si una vez me quisiste

Y que tu desamor, marchitó mi ilusión, de amar una

quimera.

Tal vez tú no me entiendas, lo que por ti yo siento

Ni sepas que en mi pecho, tienes tú un nido a medias,

A medias, sólo a medias, pues falta tu presencia

Con tu frialdad pules en sutil forma, obras de mil cinceles.

Una seudo apariencia, de indiferencia triste y arrogante

Pero con ese reto, pregonas el vacío, que llevas en tu alma

Y que tu Yo interno, mendiga por amor no dado

Aunque tú no lo aceptes, ni quieras aceptarlo.

 

Tú eres en mi memoria una paloma errante

De una y mil noches tristes, y pasiones truncadas

Truncadas por amor...no dado o mas bien dado

Pero tan sólo a medias...quizás completo a medias.

Tus sueños, mis sueños... quisiera homologarlos

Tus cuitas... las mías...también quiero contarlas

Tu historia...la mía...quiero que sea completa.

 



Nine Triplets of Illusions

 

Out there in the far reaches of time...I remember the taste

of your lips

Your body and your silhouette, showing through your clothes

Your hair; its color. A little on the dry side, but in a lovely

shade,

Your bearing, natural but artificial in part, some ambiguity

there.

With your contrary character and hot temper you ride

roughshod over my feelings

Your history. Our yet unknown history, perhaps it’ll never be

told

Your style. Your expression when you tell me... I’m not your

type...

Said in such ways that at the same time you state that you

love me halfway.

And your love I perceive in bittersweet sips with flavor to

disdain

Your disdain is your weapon. You hide behind it. You defend

yourself and remain silent,

So I’m never sure if once you wanted me

And that your disaffection shriveled my illusion of loving a

utopian idea.

Maybe you don’t get it, what I feel for you

Nor do you know that in my heart you have half a nest,

Half, only half, because you’re not there in it

And with your polished coldness, the work of a thousand

chisels.

A false appearance, of sad and arrogant indifference

But with that challenge, you show the emptiness of your soul

And that deep inside yourself you just beg to be loved

Although you don’t accept it, nor do you want to let.

To my mind you’re a wandering dove

Of a thousand and one sad nights, and unfulfilled passions

Unfulfilled by love...not given or rather given

But only half...although perhaps the whole half.

Your dreams, my dreams...I’d like to come to a reckoning

Your anxieties... mine...I also want to count them out

Your history ... mine...I want this to be complete