Ana Cecilia Blum

SOBRE ANA CECILIA BLUM

Ana Cecilia Blum (Ecuador). Poeta, Ensayista y Narradora. Grado y Posgrado en Ciencias Sociales y Español, respectivamente. Autora de: Descanso sobre mi sombra (Poesía, 1995); Donde duerme el sueño (Poesía, 2005); La que se fue (Poesía, 2008); La voz habitada (Co-autora, Poesía, 2008); Habitando los Instantes (Prosa Poética, 2011); Libre de espanto (Poesía y Prosa, 2012); Todos los éxodos (Antología Personal, 2012); Absurdities (Ficción Breve, 2013); Poetas de la Mitad del Mundo. Antología de Poesía escrita por Mujeres Ecuatorianas (Co-Antóloga, 2013). Varios de sus poemas han sido traducidos al inglés, francés, italiano y portugués; constan además en numerosas antologías ecuatorianas y extranjeras. Actualmente ejerce la enseñanza del idioma español; es facilitadora de talleres literarios; edita la gaceta literaria Metaforología; trabaja en difusión cultural y escribe para varias revistas digitales.

 

                                                


POESIAS

 



POETICUS

 

Escribo, porque no puedo pelear batallas con mis manos

y el lápiz -a veces- apunta mejor que la escopeta.

 

Escribo, porque el verbo escribir suena a única certeza,

y es ruta sin distancias, y es cuerpo sin virus.

 

Escribo, porque la hoja en blanco es un gato feral

y debo recogerlo, alimentarlo, darle guarida, amarlo.

 

Escribo, porque los adjetivos acechan y cuando matan,

también dan vida; porque el lugar común no me asusta

y lo que se ha dicho mil veces, igual salpica su encanto.

 

Escribo, porque todo en mí es un desencuentro:

los terminales se mudan,  las calles cambian de nombre,

y nunca atino estaciones, horarios o trabajos, retornos o partidas.

 

Escribo, porque aunque duele, no duele tanto.

 

Escribo, para llenar los cántaros,

limpiar los espejos,

empuñar los espacios,

caminar los laberintos.

 

Escribo, para no morirme de pena.

Por eso escribo…

 

 

EL TRAJE

 

Este traje que llevo

no me lleva.

Me encargo sola

sin atavíos textiles.

Este traje es una piel que no reconozco,

un pellejo que cubre pero no hace.

Este traje no es mi cielo,

no soy sus hilos, sus trazos

o las tijeras que lo hicieron.

Adentro hay otra

lejana al traje, ajena a sus costuras.

Una entera…



DEL RETORNO

 

Hay calles que te llaman,

vidas que te llaman,

metáforas que quieren coagular tu nombre,

y una casa, en ruinas, pero tu casa.

 

Ya es hora de ordenar los versos,

desempolvar la biblioteca,

devolverte a la quietud de la palabra.

 

No temas, que el retorno

jamás te quitará los elefantes,

la ballena, el oso pardo,

la montaña, el tornado, los saguaros.

Ellos, serán siempre en la memoria.